Respuesta al artículo “El timo del consumo del agua de mar”

Recomendamos leer el artículo de “El timo del consumo de agua de mar” antes de leer nuestra respuesta.

RESPUESTA AL ARTÍCULO “EL TIMO DEL CONSUMO DEL AGUA DE MAR” DE VÍCTOR PASCUAL DEL OLMO

Ni nos preocupa que nos critiquen, ni tenemos costumbre de responder a las críticas que sólo intentan desacreditar el consumo de agua de mar o desacreditarnos directamente a nosotros. Pero como entendemos que el artículo al que nos disponemos a responder puede crear desorientación en mucha gente y que dejarlo sin respuesta podría dar a entender que no la tenemos, ésa es la razón por la cual, con todo el respeto, pasamos a responderle a continuación.

En primer lugar tendríamos que alegrarnos todos de que la gente se sirva de la red para manifestar lo que entiende, aunque no tenga una preparación y un modo de expresarse tan académico como suelen demandar los que pretenden la exclusiva sobre sus respectivas especialidades. Efectivamente, la entrada que motiva ese artículo no es un dechado de precisión académica; pero creo que a pesar de ello merece ser tratada con más respeto.

Pero como mi interés está en lo objetivo, paso a responder a las cuestiones punto por punto. Respecto a la cita “la sal marina pura, que contiene 84 elementos de gran valor para la salud humana…” y a su comentario “sería interesante saber cuáles son esos 84 elementos de gran valor para la salud, por ejemplo los oligoelementos son 12: cobalto, cromo, cobre, flúor, hierro, manganeso, molibdeno, níquel, selenio, silicio, yodo y cinc”, he aquí mi respuesta:

Hace ya bastantes decenios que los oligoelementos no son 12. En aquamaris.org puede encontrar un par de enlaces al respecto: The chemical composition of seawater y Elementos en el agua de mar, relativo al estudio del Ocean Research Institut de la Universidad de Tokyo, que referencia y documenta 95 elementos, de los que más de 80 están cuantificados. Supongo que éste es un documento suficientemente sólido y “científico” respecto a la composición del agua de mar.

En cuanto al refinamiento de la sal, la información más objetiva es el análisis del residuo seco del agua de mar, que nadie discute que está en estas proporciones: 85% de cloruro sódico; y el restante 15% (que hasta la legislación salinera se empeña en calificar de “impurezas”) para más de 80 oligoelementos. Y en base a esto, la legislación vigente respecto a la “pureza” de la sal, en el Real Decreto 1424 de 27 de abril de 1983, determina que la “sal virgen” (la que comercialmente se llama “sal marina”) contendrá por lo menos un 94% de cloruro sódico. Es decir que hasta para la sal “sin refinar” establece la ley que se le deben eliminar hasta un 9% de “impurezas”; mientras que el contenido en NaCl de la “sal de consumo común” ha de ser como mínimo del 97%. Esta ley corregía el anterior Decreto 704/1976 de 5 de marzo, que establecía que en la sal común, las sales de calcio, magnesio y potasio no debían pasar del 1%.

En cuanto a la eliminación de los metales pesados como el plomo y el mercurio mediante el refinado de la sal, conviene recordar que los problemas de salud no los determina tanto la presencia de determinados elementos en el cuerpo, sino su presencia desequilibrada, ya sea por exceso o por su total ausencia. Le recomiendo que consulte en esta referencia (http://www.lenntech.es/tabla-peiodica/presencia-en-cuerpo-humano.htm) la presencia de elementos químicos en el cuerpo humano. Comprobará que son más de 25 y es evidente que en esta tabla no están todos.

SalRespecto a los aditivos químicos a la sal, hay abundante información bien documentada en la red. Lo obviamos porque no es ésta nuestra especialidad.

A la observación de que “La sal sin refinar provee al cuerpo numerosos minerales esenciales, en cambio la refinada, además de haber sido despojada de casi todos ellos (salvo dos), contiene aditivos dañinos y silicato de aluminio, uno de los principales causantes de la enfermedad de Alzheimer.”, usted comenta que “Esto es una burda mentira”. No cuestiono la forma del redactado y la precisión del comentarista; pero yo no lo hubiese calificado de “burda mentira”, puesto que hay en ese párrafo al menos dos informaciones distintas: una sobre la riqueza mineral de la sal refinada o sin refinar, totalmente evidente e indiscutible, y otra sobre la relación entre el aluminio y el alzheimer.

Respecto a la diferencia de minerales entre la sal refinada y la sal sin refinar, es al menos la misma diferencia que hay entre el azúcar refinado y el azúcar sin refinar. Y lo mismo respecto a cereales, harinas, aceites, etc. La información al respecto es muy abundante.

Y en cuanto a la relación entre aluminio y alzheimer, le recomiendo que busque en Google estas dos palabras relacionadas y comprobará que hay mucha más información a favor de esa relación, que en contra. Por consiguiente a mí no se me ocurriría nunca sostener un argumento así con una sola referencia.

En cuanto al párrafo sobre el “saludable y delicioso caldo” del comentarista, es una lástima que en vez de razonar sobre el tema, se haya limitado a ridiculizarlo. Así no hay quien aprenda del otro (si es que pretendía adoctrinar al pobre comentarista).

Respecto al comportamiento del agua de mar en el cuerpo en caso de naufragio, no está mal recordar que contra factum non valet argumentum; y en este artículo se vierten muchos argumentos que desmienten los hechos. La experiencia de naufragio bebiendo sólo agua de mar está hecha durante 7 días (no sé si entran en su concepto de “un poco más de tiempo”). Y al final se pierden líquidos, claro que sí; pero es de lo que tenemos mayor reserva y de lo que más podemos consumir. Los minerales en cambio, hemos de llevarlos al día: de lo contrario se produce el colapso. En la próxima experiencia de naufragio sobreviviendo únicamente con agua de mar, que esperamos tendrá lugar la próxima primavera, está previsto prolongar la duración a 10 días.

Es evidente que cuando decimos que la salinidad del mar es de 35 por mil, o del 3,5%, nos referimos a los mares que tenemos cercanos y a un valor promedio. Eso no significa que ignoremos las diferencias de salinidad entre el mar Báltico, el mar Negro o el mar Muerto.

Lo que afirma usted de que “La sal de mar es NaCl, un compuesto no cambia provenga de donde provenga, así que la sal refinada tiene la misma cantidad de sodio que la sal marina”, contiene dos errores de consideración. El primero, que la sal de mar es NaCl sólo (repito, sólo) en un 85%. Por consiguiente lo correcto es decir que la sal del mar es NaCl más póngale tranquilamente una veintena de sales (de calcio, de magnesio, de potasio, más la restante colección de fluoruros, cloruros, bromuros, ioduros, etc.).

Y gran número de comprobaciones empíricas nos llevan a creer que algo tiene el agua de mar que respecto a la hipertensión se comporta de forma muy distinta al cloruro sódico. Si tenemos en cuenta que el magnesio es un excelente antídoto contra la hipertensión (también lo es el potasio) y que en el agua de mar están estos elementos y gran cantidad de oligoelementos indispensables para el buen funcionamiento de nuestro metabolismo, quizá sea razonable sospechar que éstos son los responsables de que el sodio que se ingiere con el agua de mar, quede contrarrestado por todos éstos. El hecho es que son muchísimos los bebedores de agua de mar que acreditan sustancial mejora con respecto a su tensión arterial. Busque si lo desea “Deep sea water blood pressure” en la base de datos de PubMed (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed) de la US National Library of Medicine y el National Institutes of Health. Ahí comprobará que lo que usted critica no pertenece al ámbito del disparate, ni menos al de la mentira.

Con respecto a la relación entre acidez y enfermedad, no es ésta nuestra especialidad. Pero existe en la red abundantísima información al respecto. Le recomiendo el video del Doctor Alberto Martí Bosch al respecto (http://youtu.be/R33xhKQWwtE). Yo diría que es especialmente luminoso.

Y respecto al análisis que hace usted de la web… ¡pues qué quiere que le diga! Primero, que no es una enciclopedia; segundo, que se la ha mirado usted no con intención de informarse, sino con intención de criticarla. Lo que no me parece nada mal si ése es su oficio. Y en cuanto a mi video “La sabiduría del agua de mar”, en primer lugar no es un vídeo “de promoción de la fundación”. Y en segundo lugar, despacharse diciendo que “está lleno de engaños y errores de bulto”, sin especificar cuáles, y con el comentario añadido de que “aunque viendo el resto de la web no te puedes esperar otra cosa”, permítame que me ahorre la calificación de quien así pontifica. El video del motor de agua, por lo menos habrá visto que no ha sido producido por Aqua Maris.

220px-René_Quinton_1908Y para hacer de contrapeso al último párrafo (bastante incalificable) les remito a René Quinton, el gran investigador del agua de mar, a caballo entre los siglos XIX y XX (un libro que le puede situar es el de André Mahé titulado “El plasma de Quinton”, que lleva como primer subtítulo, “El secreto de nuestros orígenes”, y debajo, “El agua de mar, nuestro medio interno”. Es un libro magnífico, de la editorial Icaria). Le remito también a Maynard Murray (1910-1983), que durante 40 años investigó la fertilización de la tierra con agua de mar y con sólidos marinos, con resultados espectaculares. Su libro más asequible es “Sea energy agriculture”. Le recomiendo también el de Charles Walters titulado “Fertility from the ocean deep”. He de decir para consuelo de los detractores del Agua de Mar, que René Quinton no tenía ningún título universitario. Maynard Murray, sí, era médico. Pero eso tampoco significa gran cosa, ¿eh que no?

Mariano Arnal


Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

22 pensamientos en “Respuesta al artículo “El timo del consumo del agua de mar”

  1. SALUDOS DESDE CHILE.
    CONSUMO E INVESTIGO EL AGUA DE MAR DESDE HACE DOS AÑOS, Y TANTO COMO LA CONSUMO DIARIAMENTE TANTO INVESTIGO CASIA DIARIO EN LA ABUNDANTE BIBLIOGRAFIA SOBRE EL TEMA COMO TAMBIEN SOBRE LA HIDROLOGIA “CONVENCIONAL”.
    MI MAS ABSOLUTO RECHAZO A LOS COMENTARIOS HECHOS BASADOS EN LA MAS ABSOLUTA IGNORANCIA….
    CABE MENCIONAR QUE MANTENGO, AUNQUE NO CONSTANTE, PERO MANTENGO CONTACTO CON UNA QUE OTRA UNIVERSIDAD RELACIONADA CON EL TEMA, COMO TAMBIEN CON EXPERTOS BIOLOGOS A NIVEL MUNDIAL CUANDO ME SURGEN DUDAS QUE NO SOY CAPAZ DE ENTENDER…
    OS FELICITO, CREO QUE MEJOR RESPUESTA NO SE LE PODRIA HABER DADO A QUIEN COMENTA DESDE LA IGNORANCIA…

    ATTE. JCMF. UN SIMPLE TECNICO INDUSTRIAL. CHILE.

  2. Muchísimas Gracias por difundir todas las Propiedades de AGUA de MAR. Como ustedes dicen muy bien siempre tiene que haber gente increíble que sin probar las cosas son dadas a criticar sin ninguna base.
    Hace tiempo tomo agua de mar y los resultados son sorprendentes.
    A mi particularmente me ha ido de maravilla. Mis padres también la consumen y van mucho mejor que antes.
    Ahora mismo mi madre en concreto después de consumirla mas de una año aunque una dosis de un vaso de isotónica y tras recuperarse de Cáncer de Mama Ductal Infiltrarte parece ser que tiene Metástasis.
    No obstante seguimos consumiente agua de mar y además tratamiento medico.
    Muchísimas Gracias por compartir todo su conocimiento y difundirlo.

    Carlos

  3. Felicito al Sr. De Aquamaris.. muy buena, concisa y argumentada respuesta. Referente al otro señor, parecería ser como “financiado” o algo así. Ya que sino no se entiende esta visceral desacreditación, en muchos casos sin dar argumentos. Algo detrás debe existir. Sigan adelante ustedes que su desinteresada labor es la que nos hará avanzar en este mundo que ya no es -afortunadamente- de los desinformadores, ni maliciosos.

  4. Corto y pego: Harvard’s Dr. Marcia Angell, past editor of The New England Journal of Medicine, acknowledged the emptiness of what often passes for medical science, when she wrote an article for The New York Review of Books. “It is simply no longer possible to believe much of the clinical research that is published, or to rely on the judgment of trusted physicians or authoritative medical guidelines. I take no pleasure in this conclusion, which I reached slowly and reluctantly over my two decades as an editor of The New England Journal of Medicine.” http://www.nybooks.com/articles/archives/2009/jan/15/drug-companies-doctorsa-story-of-corruption/

  5. ¿Y por qué en el prospecto oficial de las aguas de mar, como la Quinton Hypertonic, se señala que solo contienen cloruro y magnesio?

    No lo digo yo, lo dicen ellos mismos.

    • Sobre el etiquetado, cada empresa decide qué poner. El agua de mar, ya sea de Laboratorios Quinton o de cualquier otra empresa, podemos asegurar que contiene mucho más que cloruros y magnesio.

      Las proporciones aproximadas en el agua de mar son las siguientes (aunque pueden variar según la zona): El residuo seco es de unos 34-36 g/L. De este residuo seco aproximadamente el 85% es cloruro sódico (NaCl) y el otro 15% está compuesto por más de 70 elementos o minerales. De todo el cloruro sódico aproximadamente el 60% es cloro y el otro 40% sodio. La cantidad de magnesio oscila entre el 3% y el 4%, siendo el siguiente elemento más abundante en el agua de mar.

      Que la empresa sólo mencione el contenido en cloruro y magnesio no significa que únicamente lleve estos dos elementos. En ningún caso se menciona que SÓLO contenga esos dos elementos. Si lo desea puede hacer un análisis químico del producto Hypertonic Quinton (no es más que agua de mar hipertónica) y desubrirá el resto de minerales.

    • Efectivamente la labor que realizamos es totalmente desinteresada. No obstante, al igual que todas las demás organizaciones o instituciones, para seguir con nuestra actividad necesitamos financiación y supongo que estará al corriente que nosotros por el momento no recibimos ningún tipo de subvención ni ayuda. Este es el motivo por el cual disponemos de una tienda online que nos ayuda a seguir realizando estas tareas, tanto de investigación como de difusión.

  6. Junio de 2016. POR QUÉ MEJOR HAGAN COMO YO Y MI FAMILIA PROBAR Y CONSUMIR EL AGUA DE MAR. BEBEMOS AGUA DE MAR DESDE EL 2014 Y ME HE SANADO DE COLESTEROL MALO ALTO (LDL). GRACIAS A DIOS, ME SANÉ DE DIABETES, HEMORROIDES. SUSPENDÍ UN TRASPLANTE DE CORAZÓN. Y LA RINITIS SE HA REDUCIDO DE 10 A UNO. EL AGUA DE MAR ES FABULOSA Y LA RECOJO EN UNA PLAYA SEMI LIMPIA Y NO LE HE HECHO NINGUNA PRUEBA DE LABORATORIO. ESTOY SANO Y RECOMIENDO EL AGUA DE MAR GÚSTELE A QUIÉN LE GUSTE O NO. EL AGUA DE MAR ES UNA MEDICINA GRATUITA POR LA GRACIA DE DiOS. NO ME HA COSTADO NI UN CENTAVO ESTAR SANO. APOYO A ACUAMARIS Y SALUDOS AL DR. ÁNGEL GRACiA RODRIGO, PiONERO de SeaWater.

  7. Hola, hace tiempo que estoy interesada con el agua de mar. Uso el agua de mar Quinton para la nariz i me va muy bien.
    El agua de mar para cocinar y para beber, donde la compro, como se vende en botella? para salar la comida uso la sal del Himalaya rosa, es muy buena y el gusto de la comido es espectacular.
    Por favor me puede informar. Muichas gracias.
    Mitu

  8. Hola, estoy usando el Quinton isotonic para la nariz y me va muy bien. Me falta saber como encuentro el agua de mar para cocinar y para beber y donde la puedo encontrar. Como es el recipiente
    Muchas gracias
    Mitu

    • Puede utilizar la misma agua de mar para beber y para cocinar. En el siguiente enlace encontrará un listado de empresas que la comercializan. Cada una de ellas tiene sus precios (puden oscilar entre 1€ y 80€ el litro) y sus formatos (PET, Bag in Box, Cristal…).

  9. Sin entrar en el fondo del debate, yo todos los años visito el mar por una necesidad de recibir sus beneficios en forma de sales minerales y oligoelementos. Un buen paseo por la playa, un bañito en la orilla y mi cuerpo se carga de energía para una buena temporada. Gracias

  10. Soy consumidora de sal de mar en la comida desde hace tres años y he mejorado hasta la manera en la que enfrentó las dificultades de la cotidianidad. Cómo conspiranoica que soy pienso que la sal refinada es un producto de desecho de la industria y decidieron ponerlo en nuestra mesa cómo muchos otros ” alimentos ” para acabar con nuestra salud y nuestra inteligencia para hacernos idiotas y esclavos que solo consumen y no existen.
    Dice la escuela Griega que para ser hombres libres debemos primero aprender las materias del Trivium: Gramática, Lógica y Retórica entonces primero hemos de adquirir información gramatical, luego hemos de hacerla pasar por el filtro de la lógica para luego encontrar la verdad en la retórica.
    Cómo Mujer libre que soy he analizado lo que pasa con los aguacates y las lechugas de la ensalada cuando agregas sal refinada !se oxidan de inmediato! Lo mismo debe pasar con nuestras células así que no hay que ser muy inteligente para saber que daña nuestra salud.
    …Hay que dejar de ser esclavos y ser libre-pensadores y seremos también sanos.
    Gracias por confirmar mis sospechas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 1 =